domingo, 18 de julio de 2010

Una buena foto

La cancha del Prado, de Santiago Maier. Esta buena, invita a pensar muchas cosas, como por ejemplo que ese día se terminó la actividad y queda esa luz encendida como no queriendo que el picar de la pelota se vaya, se apague... o como una invitación, como un volver hasta la próxima fecha...